Autor:

Humberto Maturana

Resumen:

Nosotros, en nuestra calidad de neurobiólogos empeñados en la tarea de estudiar la visión, por lo general no nos planteamos la interrogante ¿qué es ver?, porque consideramos que es una pregunta filosófica y no una de carácter biológico, sin darnos cuenta de que la contestamos implícitamente al llevar a cabo lo que hacemos en nuestras investigaciones. Esta respuesta implícita involucra la suposición básica de que existimos en un mundo objetivo que es independiente de nuestros actos de cognición y accesible a nuestro conocimiento.
En relación a esta situación yo mantengo: a) que al contestar la pregunta¿qué es ver? uno puede mostrar que no se puede sostener el supuesto indicado arriba porque el fenómeno de percepción no consiste y no puede consistir en un proceso de captación de los rasgos de un mundo de objetos independientes; y b) que al reflexionar sobre la naturaleza de una observación científica se puede mostrar que tal suposición es innecesaria, porque una explicación científica es un tipo particular de coordinaciones de acciones en una comunidad de observadores que no la implica. Dentro de este contexto,
a) colocando a la objetividad entre paréntesis, es decir, empleando la generación operacional de las explicaciones científicas y no el objeto como criterio de validación de mis afirmaciones, y
b) reconociendo que el sistema nervioso opera como red neuronal cerrada en la generación de sus estados de actividad, yo muestro que el fenómeno de la percepción se constituye en la descripción que un observador hace como una manera de referirse a la operación de un organismo en con- gruencia con el medio particular en el que se le observa.
En estas circunstancias, mi respuesta a la pregunta inicial es: ver es una manera particular de operar como sistema neuronal cerrado componente de un organismo en el dominio de acoplamiento estructural del organismo. Finalmente, propongo que al estar inmersos en el lenguaje como un sistema de coordinaciones de coordinaciones de acciones consensuales, nosotros, los seres humanos, producimos un mundo objetivo a través del uso de nuestros propios cambios de estado como descriptores que especifican los objetos que lo constituyen.

Deja un comentario

Seleccione su moneda